Diabetes mellitus (DM):  Guía a los alimentos útiles e inútiles para poder lograr la normoglucemia (71 - 99 mg/dL)


Hay cuatro clases de alimentos que sirven como fuentes de calorías para el cuerpo.  Ellas son: proteínas, grasas, carbohidratos y alcohol.  Las proteínas y las grasas contienen elementos esenciales para la vida humana.

La palabra "esencial" se aplica a los elementos de los alimentos que el cuerpo no puede producir o crear para sí mismo.  Estos elementos son los ácidos grasos esenciales y los aminoácidos esenciales.

Los ácidos grasos esenciales se encuentran en las grasas que comemos.  Los aminoácidos esenciales se encuentran en las diferentes proteínas que comemos (por ejemplo, huevos, carnes, quesos maduros, pescados).  En diabetes-safari.com, denominamos estos alimentos "útiles."

Las únicas clases de alimentos que NO son esenciales son los carbohidratos y el alcohol.  En diabetes-safari.com, denominamos estos alimentos "inútiles."

Los alimentos útiles son necesarios o esenciales para todo el mundo, inclusive la persona que vive con DM.  Los alimentos inútiles son innecesarios para todo el mundo, inclusive la persona que vive con DM.

Si los carbohidratos no son esenciales para la vida ¿por que el 75% de los productos en el super son carbohidratos inútiles?

Un carbohidrato o hidrato de carbono (CHO) es una forma concentrada de azúcar, que eleva el nivel de glucosa en la sangre (GS), ya sea rápida o lentamente.

Dentro del cuerpo de la persona que vive con DM, un exceso de CHO en la alimentación y una falta de suficiente insulina activa combinan para producir rápidamente la hiperglucemia diabética (GS de más de aproximadamente 100 - 125 mg/dL).

La hiperglucemia diabética es altamente dañina a prácticamente todos los órganos del cuerpo humano.  Las personas que no han desarrollado DM no presentan instancias de la hiperglucemia diabética.

A mediano y largo plazos, la hiperglucemia diabética produce las complicaciones diabéticas (retinopatía, neuropatía, nefropatía y cardiopatía).  Por no experimentar periodos de hiperglucemia, una persona que no desarrolla DM, nunca tendrá ninguna complicación diabética.

Permitir a la persona que vive con DM a evitar estas complicaciones es el objetivo principal que motiva la normalización de la GS.

Prevenir la presencia de la hiperglucemia diabética crónica es la única manera conocida de evitar o posponer la retinopatía, la nefropatía, la cardiopatía y la neuropatía diabéticas.

Estas complicaciones a largo plazo, que comúnmente se llaman "diabéticas," provienen no de la DM, sino de la hiperglucemia diabética crónica.  En cambio, una reducción de la hiperglucemia diabética crónica es indispensable para proteger los órganos vitales de los daños causados por la hiperglucemia.

Los alimentos principalmente responsables de la hiperglucemia diabética eventual y crónica son los carbohidratos (pan, pasta, tortilla, arroz, fruta, granos, etcétera).  Es decir, el 75% de los productos en el supermercado, y el 60% de la alimentación recomendada por la American Diabetes Association y muchas otras instituciones nacionales en todo el mundo para los que vivimos con DM, es responsable de prácticamente 100% de la hiperglucemia diabética.

Producción y normalización de la hiperglucemia

La insulina, ya sea endógena (en las personas que viven sin DM y por un tiempo indeterminado en los que viven con DM2) ó exógena (permanentemente en los que vivimos con DM1), es la hormona que regula los niveles de GS para prevenir la hiperglucemia.

En las personas que vivimos con una forma de DM, teóricamente, un balance preciso entre la cantidad de insulina activa presente en el cuerpo y la cantidad de CHO contenidos en los alimentos ingeridos conduce a la normoglucemia (71 - 99 mg/dL).

En la práctica, sin embargo, lograr este balance es prácticamente imposible mientras que haya una cantidad elevada de CHO en la dieta.

Los CHO crean la hiperglucemia diabética

Los CHO acarrean la hiperglucemia diabética no sólo por contener largas cadenas de azúcares que se convierten rápidamente en glucosa y otros azúcares para elevar los niveles de GS, sino también porque la glucosa producida en la digestión de los CHO entra casi inmediatamente en la GS y causa una súbita subida glucémica.

Al limitar los CHO en la dieta, el control de la GS es más fácil y estable, sin tanta variabilidad.  La restricción de CHO alimenticios permite que alcancemos la meta primordial del tratamiento y autotratamiento de la DM: lograr la normoglucemia (71 - 99 mg/dL) estable y duradera.

Un solo gramo de CHO eleva la GS de un adulto no obeso que tiene DM en aproximadamente 5 mg/dL.

La porción de CHO frecuentemente encontrada en las dietas diseñadas por los profesionales para las personas que viven con DM es de 15 gramos.

Típicamente, la dieta sugerida para estas personas con DM contiene de 10 a 20 porciones de CHO cada día.  Obviamente ni los nutriólogos, los médicos, los educadores en diabetes que diseñan tales planes de alimentació nl las personas que los aceptan y utilizan tienen la meta de establecer niveles normales o cercanos a los normales de GS.

Cada porción de 15 gramos elevará la GS de la persona con DM aproximadamente 75 mg/dL.  Así, la subida diaria de GS contemplada, "recomendada" y aprobada es entre 750 mg/dL y 1500 mg/dL.

Una enorme cantidad de medicamentos antidiabéticos será necesaria cada día para intentar "controlar" o estabilizar tal influjo de glucosa en la corriente sanguínea.

Normalizar la GS de las personas que viven con DM sería patentemente imposible con tal plan de alimentación y de medicamentos.  Es por eso que designamos la gran mayoría de los CHO como alimentos inútiles.

En el sitio diabetes-safari.com, los alimentos se califican como útiles o inútiles según la cantidad de hidratos de carbono que contienen y según su valor o calidad nutritiva.

Las listas de alimentos útiles e inútiles

La utilidad de estas listas de alimentos se mide por su contribución a la posibilidad de normoglucemia para la persona que vive con DM.

Las listas presentan alimentos comunes en México, algunos de los cuales elevan la GS rápida o lentamete pero finalmente mucho, y otros que en cantidades prudentes, no elevan marcadamente el nivel de GS porque contienen una baja concentración de CHO. 

Estas listas no pretenden ser completas.  No todos los alimentos se encuentran en ellas.  Colaborando con los/las profestionales (médico/a, endocrinóloga/o, educador/a en diabetes y nutrióloga/a), la persona que tiene DM1 ó DM2 podrá elaborar un plan de alimentación adecuado que facilitará la normalización de la hiperglucemia diabética.

En cualquier plan de alimentación racional, habrá una cantidad de CHO no concentrados; no es posible ni deseable eliminar por completo la ingesta de algunos tipos de CHO.  La razón principal por su inclusión es que los incluidos aportan vitaminas y minerales necesarios para el bienestar físico.

No todos los CHO contienen los minerales y vitaminas necesarios.  Por eso, sólo algunos tipos de CHO pueden ser incluidos en este plan de alimentación.  La mayoría de éstos son verduras verdes.

Los tipos de CHO posibles de incluir en este plan de alimentación para promover la normoglucemia (71 - 99 mg/dL) se encuentran en la lista de alimentos útiles.

Los carbohidratos que no pueden incorporarse en el plan de alimentación de la persona que tiene diabetes y que desea aproximarse a la normoglucemia se encuentran en la lista de alimentos inútiles.  Estos imposibilitan la normoglucemia estable.

Comer con la boca...pero pensar con el cerebro

Los alimentos de alta concentración de CHO producen las elevaciones más marcadas de GS.  Por eso, el control de la fuente de los CHO ingeridos es esencial para el éxito en el camino hacia la normoglucemia.

En el plan de alimentación propuesto en diabetes-safari.com, las verduras verdes proporcionan los únicos carbohidratos permitidos o recomendados.  Aquéllas se encuentran en la lista de alimentos útiles.

Un total máximo de 30 gramos diarios de CHO no concentrados funciona bien para las personas que tienen DM1 ó DM2 y que intentan normalizar los niveles de GS. 

La distribución de estos 30 gramos diarios de CHO, que vienen exclusivamente de los alimentos encontradas en la lista de alimentos útiles es así: 0 - 6 gramos en el desayuno, 0 - 12 gramos en la comida y 0 - 12 gramos en la cena.

Un pequeño porcentaje de la proteína consumida se convierte en glucosa en el proceso de digestión.  Es por eso que las personas que viven con DM1 tienen que inyectarse una pequeña dosis de insulina aun si no consumen ningún CHO.

La reducción de la hiperglucemia, a través del uso de alimentos con menor contenido o concentración de CHO, es algo útil para las personas que tienen DM1, DM2 ó DMgestacional.  También facilita la pérdida de peso corporal en las personas que quieren bajar de peso.

Esta manera de comer cantidades reducidas de CHO proporciona otros efectos, inclusive en las personas que no tienen DM, cuyo nivel de GS se regula bien simplemente por la producción nativa de insulina endógena.  Uno de estos efectos es la reducción de niveles de algunos lípidos séricos "malos" como los triglicéridos.

Los alimentos útiles y el automonitoreo de sus efectos glucémicos

Estos alimentos bajos o muy bajos en CHO, se pueden utilizar en un plan de alimentación que proporciona suficiente energía y vitaminas y minerales para cualquier persona con DM.

Normalmente el control de la GS es más fácil y factible cuando estos alimentos predominen en el plan de alimentación de la persona que tiene DM.

Se puede mantener la glucosa sanguínea dentro del rango normal (71 – 99 mg/dL) al consumir estas proteínas, grasas, y verduras verdes de pocos CHO en cantidades prudentes.

El resultado de consumir estos alimentos de pocos CHO es que los picos postprandiales de GS son pocos y mínimos.  Lo ideal es que el nivel de GS antes de comer sea más o menos el nivel de GS postprandial, como es el caso para las personas que no tienen DM.  Estas personas tampoco tienen picos glucémicos elevados postprandiales.

Con la excepción del agua simple y otros refrescos no calóricos, casi todo lo que ingerimos causa alguna subida, grande o pequeña, de la GS.  El automonitoreo casero de los niveles de GS con el medidor casero de GS es la única manera eficaz y disponible de evaluar la respuesta personal a los diferentes alimentos. 

La respuesta glucémica individual a la ingesta de los diferentes alimentos en la lista puede variar de persona en persona.  El automonitoreo casero de la GS es la mejor o más bien la única guía para esclarecer y medir esta respuesta individual.  La respuesta glucémica debe verificarse frecuentemente con el medidor casero de GS ó con el monitor continuo de la misma.

Por no contener CHO ó por contener pocos CHO, los alimentos útiles suben el nivel de GS menos que los alimentos con alta concentración de CHO.  En cantidades prudentes, las grasas, las proteínas y las verduras verdes no elevan la GS exageradamente. 

Al comer una dieta o un plan de alimentación con pocos carbohidratos, las colaciones no son esenciales ni deseadas ni necesarias.  Si llegara a suceder un episodio de hipoglucemia, el uso de las tabletas de glucosa es por mucho superior al uso de los alimentos.

Algunos alimentos útiles sí contienen pequeñas cantidades de CHO

Algunos alimentos que contienen relativamente pequeñas cantidades de CHO se encuentran en la lista de alimentos útiles.  Por ejemplo, el aguacate, la cereza, la fresa. 

Su presencia en la lista de alimentos útiles se debe a varios factores relevantes al logro de la normoglucemia y, para algunas personas, la reducción de peso corporal.

  • En primer lugar, la máxima cantidad diaria sugerida de estos 19 alimentos útiles es mínima (medio aguacuate pequeño, máximo de 5 cerezas o fresas).

Sin respetar los límites impresos indicados para su consumo, la persona que vive con DM está más bien comiendo un alimento inútil, con las consecuencias hiperglucémicas anormales inevitables.

En las cantidades limitadas específicadas, estos alimentos tienden a elevar la GS mucho menos que los CHO concentrados encontrados en la lista de alimentos inútiles.

  • En tercer lugar, varios de estos alimentos contienen cantidades de grasa iguales o mayores a la cantidad de sus CHO.  Por ejemplo, la crema batida en aerosol, el queso crema, la macadamia.

Cuando un alimento contiene pocos CHO y una mayor parte de grasa, la grasa sirve para lentificar la absorción de los CHO.  Como resultado, la GS sube lenta y gradual y moderadamente.

Si la persona que vive con DM intenta normalizar los niveles de GS, es importante que limite su consumo de estos alimentos "excepcionales" a las cantidades máximas indicadas, y que los consuma sólo cero o una vez cada día.

Su consumo prudente e infrecuente sirve para no causar una subida hiperglucémica. 

Dependiendo de los alimentos seleccionados y de la cantidad ingerida, algunas personas que viven con DM2 ó "prediabetes" llegan a poder normalizar la elevación postprandial de su GS, con una dieta compuesta solamente de los alimentos útiles.  

Una porción diaria de fibra soluble encontrada principalmente en las verduras verdes ayuda a evitar el estreñimiento, que a veces sucede como resultado del consumo de grandes cantidades de proteínas y/ó CHO que no contienen la fibra presente en las verduras verdes como las espinacas y las acelgas.

Aviso importante para las personas que viven con DM y que de repente contemplan reducir sus CHO alimenticios

¡ OJO !  Para la persona que vive con DM, la súbita reducción de CHO en la dieta puede obligar ajustes oportunos en el régimen de medicamentos orales y/o de insulinas.  Las dosis rutinarias de insulina prandial podrían tener que reducirse hasta 50% ó más.  Las dosis acostumbradas de insulina basal también puedan requerir un reducción. 

Aprender a hacer estos ajustes es necesario.  Es esencial utilizar frecuentemente el medidor casero de glucosa o los sistemas de monitoreo continuo de glucosa para guiar los ajustes.  El aprendizaje necesario para los ajustes sucede a través de la experiencia vivida.  Modificar los ajustes según las Leyes de Pequeñas Cifras siempre es lo más seguro y eficaz.

Los alimentos inútiles

Para lograr la normoglucemia (71 - 99 mg/dL) de la persona que vive con cualquier tipo de DM, los alimentos inútiles son los CHO concentrados.  Aun en pequeñas cantidades, estas fuentes de almidones y azúcares rápidamente elevan los niveles de glucosa en sangre.

Dificultan o imposibilitan el control de la GS porque requieren de grandes pero variables cantidades desconocidas de insulina nativa o inyectada.  Para "cubrirlos" con insulina rápida, las personas con DM que usan insulina están obligadas a inyectar grandes cantidades de esta hormona, las cuales son imposibles de calcular precisa y exitosamente.

Los alimentos inútiles causan las fuertes elevaciones anormales y peligrosas de GS que son frecuentes después de comer, en el período postprandial.  Imposibilitan el manejo de niveles normales de GS.

Para reducir estas hiperglucemias, las personas que tienen DM2 no tienen acceso a medicamentos que funcionan velozmente (como las insulinas ultrarrápidas).  Por lo tanto, los períodos de hiperglucemia diabética son duraderos y largos, lo que constituye la hiperglucemia diabética crónica.  Esta es la causa de las complicaciones diabéticas.

Por eso, estos alimentos fomentan la montaña rusa de hipoglucemia e hiperglucemia.  Contribuyen a la subida de peso en la forma de grasa; no contribuyen al crecimiento o reparación de músculos, huesos, sangre, o tejido cerebral.

No sirven para tratar la hipoglucemia porque el número de gramos de hidratos de carbono consumido no se puede saber con exactitud.   El resultado del tratamiento de la hipoglucemia con ellos es inevitablemente la hiperglucemia.

10 consejos prácticos relacionados a los alimentos

Si sabes lo que vas a desayunar, comer y cenar ANTES de inyectar la insulina prandial para esa comida, es más fácil calcular la dosis prandial de insulina o de antidiabéticos orales.

Esperar una hora después de la inyección prandial para monitorear la GS.
Comer el desayuno, la comida y la cena únicamente cuando el monitor de GS o el monitor continuo de glucosa en sangre indica normoglucemia (71 - 99 mg/dL),

Si monitorea la GS postprandial, el mejor momento para hacerla es 75 minutos después de la primera bocada de alimentos.

Al reconocer la hipoglucemia por sus síntomas o por el automonitoreo, tratarla únicamente con tabletas de glucosa, JAMAS con alimentos.

Si tienes hipoglucemia severa y por eso estás inconsciente o casi inconsciente, puede salvarte la vida el educar previamente a todas las personas en tu alrededor a no meter NADA en la boca, ya sea duro (como las tabletas de glucose) o líquido (como refresco azucarado o gel de glucosa).

El glucagon debe inyectarse en cualquier situación de una hipoglucemia grave, en que el paciente no pueda comer ni beber nada por vía oral y necesita ayuda de otra persona para resolver la hipoglucemia.

Aparte del glucagon, la glucosa en solución endovenosa, administrada en el hospital, es el único remedio alternativo para la hipoglucemia diabética severa.

¿El error principal responsable de la hiperglucemia?  Comer demasiado.  Por eso, sólo come hasta que te sientas satisfecho/a y luego, luego deja de comer.

Si te sientes mal o mareada/o por haber comido mucho, ya habrás comido en exceso.

El objetivo racional del uso de los alimentos útiles es que la GS siga aproximadamente igual antes y después de las comidas.  Si la GS se queda entre 75 - 90 mg/dL, un nivel dentro del rango no diabético de GS, fue suficiente o exitosa la comida.


Se prohibe la reproducción total o parcial del diseño de esta página, sin la autorización correspondiente.  Este sitio y todas las páginas que forman parte del mismo forman una guía educativa e informativa, que no pretende sustituir el tratamiento o las indicaciones del médico.  Cualquier decisión de autotratarse con un medicamento nuevo o de cambiar de medicamento o de alterar la dosis de los medicamentos actualmente empleados deberá consultarse con el médico.  Los sitios continents.com, diabetes-safari.com, dm1dm2.com y ventajas.com, no se hacen responsables del uso de la información que en ellos aparece.  © 2007 - 2022  Dr. Stan De Loach


Dr. Stan De Loach

Foto Dr. Stan De Loach
Especialista en Diabetes
Mellitus, tipo 1

Educador en Diabetes

53+ años de experiencia acompañando y capacitando a niños, adolescentes, adultos a normalizar sus niveles de glucosa en sangre, para así prevenir hiperglucemia, hipoglucemia y las demás complicaciones diabéticas

Ciudad  de  México

Citas:  +52  555510 9830


¿Para quiénes es este sitio?

Definición práctica de la diabetes mellitus

¿Qué es la diabetes mellitus?

Diabetes volteó mi mundo entero

Diabetes turned my whole world upside down

¿Cómo es el/la profesional de la salud ideal para atender a la persona que vive con DM?

Para DM: Dos modelos distintos de atención médica

Diccionario de la diabetes mellitus

Diabetes en México: Observaciones, opciones y opiniones

49 mitos y creencias acerca de la diabetes mellitus


La mafia médica

¿Cuál es la función corporal de la glucosa?

Menú festivo de la realeza inglesa del año 1617


Los alimentos y la diabetes mellitus

Uso de la etiqueta de información nutrimental

La cantidad esencial diaria de proteína

A reducir carbohidratos

Gramos de carbohidratos en cada porción de verduras verdes

Plan de alimentación para facilitar la normoglucemia

Las Leyes de Pequeñas Cifras

Campamento Diabetes Safari (DM1): 2022

Campamento Diabetes Safari (DM2): 2022

Campamento Diabetes Safari: Resultados

Campamento Diabetes Safari: Results

Campamento Diabetes Safari 2006: La experiencia vivida

Por qué decidí seguir una dieta de pocos carbohidratos

Prevención y tratamiento de hiperglucemia diabética

Consejos para la inyección indolora de insulina

Sitios para la inyección de las insulinas

Indice de Masa Corporal

Hipoglucemia diabética

¿Hipoglucemia severa daña el cerebro?

Hipoglucemia diabética: Auto-evaluación de conocimientos

Glucosa para corregir la hipoglucemia

El uso lógico de la glucosa

Guía completa: Tabletas de glucosa

Pedir tabletas de glucosa

Glucagon: Minidosis para hipoglucemia severa

Minidose glucagon at DM camp

Minidose glucagon, Australia 2006

Nivel de glucosa en ayunas de niños sin diabetes mellitus

Fasting glucose levels in children without diabetes mellitus

La adolescencia: Aprendizaje por la experiencia propia

A1c%: Su porcentaje convertido en mg/dL

A1c% valores obtenidos de tratamiento "experto"

DM1 y la normoglucemia: Lo posible

Alimentos inútiles para normalizar la glucosa en sangre

Alimentos útiles para normalizar la glucosa en sangre

Diabetes mellitus: Guía a los alimentos útiles e inútiles

Diabetes mellitus, tipo 1 (DM1)

Interview with Dr. Stan De Loach

Entrevista con el Dr. Stan De Loach


Diabetes mellitus, tipo 1: Las supuestas causas

Diabetes mellitus, tipo 1: ¿La cura?

Dr. Bernstein: First 50 years with DM1

Dr. Bernstein: Mis primeros 50 años con DM1

Diabetes mellitus, tipo 2 (DM2)

DM2: Primeros pasos

Diabetes gestacional (DMg)

La "prediabetes"

Unas complicaciones diabéticas

Diabetes mellitus:
Preguntas y respuestas #1

Diabetes mellitus: Preguntas y respuestas #2

Diabetes mellitus:
Preguntas y respuestas #3

Diabetes mellitus: Preguntas y respuestas #4

Diabetes mellitus: Preguntas y respuestas #5

Diabetes mellitus: Preguntas y respuestas #6

Consultas

Mapa del sitio:
diabetes-safari.com